MENU

Asilah: Un viaje de Surf, Kitesurf y amigos

Si no has estado nunca en Marruecos, Asilah, es la primera ciudad pequeña que te vas a encontrar a orillas del Atlántico con auténtico sabor marroquí. Si ya has estado más veces, sabes que es una ciudad preparada para el turista, agradable, limpia y fácil de visitar.

Esta vez nos fuimos unos días antes del puente con un grupo de amigos para disfrutar del ritmo tranquilo de los vecinos del norte de África, de la comida y de las tradiciones, porque entrar en un Hamman tradicional  es toda una experiencia, no te contaré mucho para que lo disfrutes cuando vayas tú, pero además de sus sencillos medios, suelo de mármol, jabón negro tradicional y un masaje sólo apto para los que estén preparados a reírse y ver el límite de elasticidad de tu cuerpo!

Después una pastela de pollo, de la que se encarga el día anterior, y claro eso se nota, el sabor es de cocina a fuego muy lento. Eramos ya clientes asiduos a la Cremerie Málaga, y allí mismo nos trajeron la Harira (sopa tradicional), unos buenos zumos y dimos cuenta de los casi 3 kilos de pastela! Todo de la manera más relajada, aquí parece que con tiempo, sonrisas y dírhams todo es posible.

Pasados unos días de relax, llegó el grueso del grupo con toda la motivación para disfrutar de las condiciones de viento, y aunque no fueron las mejores todos navegaron con sus Kites y para los que buscamos olas tuvimos buenas condiciones todos los días, tanto para los principiantes como los que ya llevan muchas horas de surf y viajes.

Para muchos fue su primera vez en Marruecos, todos disfrutaron de las compras, las anécdotas, los tés de menta, los incontables amigos que se pueden hacer paseando, y siendo un grupo tan grande pues claramente de la fiesta y cachondeo que hubo con la excusa de Halloween.

Ahora voy en el ferry camino a la península, a España, a Europa,  y a pesar de las fuertes olas de levante en sólo 1 hora, vuelta al primer mundo, esto siempre me sorprende cuando cruzo el Estrecho, lo cerca que estamos unos de otros y lo diferente de nuestras culturas, pero hay una cosa que en cada visita tengo más claro, que como ellos dicen somos la misma cosa, y así es, al final personas que buscan ser lo más felices posible con sus familias y amigos.

Muchas gracias a todos los que han sido parte del viaje y como siempre gracias Marruecos por acogernos tan estupendamente bien, hasta la próxima!! InchAllah.

Back

CONTACTO

Empecemos a hablar de tu viaje. Envíanos un mensaje.